Labio Leporino

El labio leporino (fisura labial) es uno de los defectos congénitos más frecuentes en los recién nacidos, afecta a uno de cada 500, pudiendo darse de forma aislada o en el seno de algún síndrome que incluya más alteraciones.

Se trata de un defecto de maduración del feto, en el que no se produce el cierre de la parte media de la cara, afectando a la unión entre la zona nasal medial y la maxilar superior, causando como consecuencia, una fisura entre el labio superior y la fosa nasal, que puede afectar sólo al labio superior, pero que cuando es más profunda, incluye también al paladar (paladar hendido).

Se utiliza también el término FLAP (fisura labio-alveolo-palatina) para hacer referencia a la fisura que implica el labio, la encía y el paladar.




CAUSAS:

Existen factores tanto genéticos como ambientales responsables de su aparición, entre los primeros parece que es más frecuente en varones, debido a la mutación de varios genes, sobre los que aún se sigue investigando. 

La falta de ácido fólico en la dieta y el tabaquismo en la madre, parecen ser factores que claramente contribuyen en su aparición.


CLÍNICA:

Puede ser unilateral o bilateral, siendo variable su gravedad en función de si la deformidad se reduce a un pequeño defecto de tejido casi imperceptible por debajo de la piel, con lo que sólo representará un problema estético, o cuando el defecto es muy importante y afecta a la encía y el paladar, situación en la que aparecen fundamentalmente trastornos del habla, alimentación, problemas de erupción dentaria y anomalías de desarrollo del maxilar.

Mención especial a los trastornos psicológicos por la desfiguración del rostro para el afectado, y el gran impacto emocional que causa en la madre. 


DIAGNÓSTICO:

El diagnóstico prenatal se lleva a cabo en el segundo trimestre de embarazo a través de la ecografía de rutina.


TRATAMIENTO:

El tratamiento de esta entidad no es otro que el quirúrgico, requiriendo de varias correcciones a lo largo de la vida.


COMPARTE

Si te ha gustado esta entrada

Deja algún comentario y no dudes en compartir el artículo en tus redes sociales. A nosotros nos harás un gran favor y puede que a alguno de tus contactos también le guste y comparta a su vez. Muchas gracias de parte del equipo de Medicusmeo.

    Comentarios Blogger
    Comentarios Facebook

0 comments :

Post a Comment