Fractura de Colles

 El radio es el más grande de los dos huesos que van del codo a la muñeca. 



Una de las fracturas distales más comunes del radio, y que afecta más frecuentemente a la muñeca, es la llamada fractura de Colles, en honor al cirujano y anatomista irlandés Abraham Colles, que la describió por primera vez en 1814. En esta, el fragmento quebrado del radio se inclina hacia arriba y atrás, rompiéndose aproximadamente a una pulgada (2.5 cm) por encima del lugar en el que el hueso se une a la muñeca.


Es una fractura común que sucede más a menudo en mujeres (osteoporosis) que en hombres. De hecho, es la fractura de hueso más común en las mujeres hasta los 75 años de edad. 

La fractura de muñeca de Colles es causada por una lesión fuerte en la muñeca, habitualmente en caídas en el que el cuerpo tiende a apoyar la mano para amortiguar el golpe. Si no aguanta y se rompe la muñeca, la mano queda hacia atrás y hacia fuera con respecto al antebrazo. 

Esta puede presentarse a causa de:

  • Un accidente automovilístico
  • Deportes de contacto
  • Caídas al esquiar, montar en bicicleta u otras actividades
  • Caídas sobre el brazo extendido (la causa más común)






Existen otros tipos de fracturas de radio, es importante catalogarla bien, porque puede cambiar mucho su tratamiento:

  • Fractura intra-articular (se extiende al interior de la articulación de la muñeca). 
  • Fractura extra-articular (no se extiende al interior de la articulación). 
  • Fractura abierta. Cuando un hueso fracturado rompe la piel, se llama una fractura abierta (o expuesta). Estos tipos de fracturas requieren atención médica inmediata debido al riesgo de infección y hemorragia.
  • Fractura conminuta. Cuando un hueso se quiebra en más de dos pedazos, se llama fractura conminuta.


DIAGNÓSTICO:

El antecedente del traumatismo, el apoyo de la mano y la posición final de la mano, hacia atrás y hacia fuera con respecto al antebrazo, son claros síntomas de fractura de Colles.

La radiografía del antebrazo nos mostrará la fractura fácilmente o alteraciones en la densidad que desdibujan el contorno perfecto de la superficie del hueso.




TRATAMIENTO:

Lo primero es fijar los huesos en posición correcta, a veces con una manipulación y otras mediante una intervención de cirugía.

Posteriormente, debe de quedar inmovilizado el antebrazo y muñeca con una férula de yeso o de fibra de vidrio.


La resolución de la fractura en personas mayores puede no ser total, perdiendo margen de movilidad de la muñeca o compresión de estructuras nerviosas adyacentes (síndrome del túnel carpiano) dando dolor y adormecimiento de la mano.

En otras personas, puede haber lesiones en tendones y persistir durante meses el dolor en la muñeca y antebrazo.

COMPARTE

Si te ha gustado esta entrada

Deja algún comentario y no dudes en compartir el artículo en tus redes sociales. A nosotros nos harás un gran favor y puede que a alguno de tus contactos también le guste y comparta a su vez. Muchas gracias de parte del equipo de Medicusmeo.

    Comentarios Blogger
    Comentarios Facebook

0 comments :

Post a Comment